¿Cuando una impresora es un "buen equipo de impresión"?

Muchas veces al visitarnos en nuestro showroom o durante exposiciones, los clientes nos preguntan: ¿Es un buen equipo? ¿Es mejor que aquel equipo de la competencia? ¿Qué cabezales tiene?...

Primero aclaramos que una impresora (o impresora/cortadora) no es "buena o mala" por tener tal o cual cabezal, ya que no sólo depende de éste para obtener una impresión brillante!

La ingeniería aplicada, la inteligencia en sus placas electrónicas, su estructura, sus sistemas de limpieza y su software son partes tan importantes como el cabezal de impresión.

Sumando a lo dicho, existen otros componentes externos y fundamentales en una impresora, nombrando sólo a algunos: Un buen asesoramiento previo a la compra, un adecuado servicio post venta, una buena instrucción de uso, una garantía amplia y cumplidora, una empresa local con experiencia y el respaldo total de la fábrica.

Existe un último ítem a tener en cuenta (en realidad hay más puntos que podríamos desarrollar, lo cual lo haremos en otras entregas):


- La tinta utilizada en el equipo -.


La tinta es una de las variables que más influye en la impresora. Una tinta de calidad brinda una alta longevidad al cabezal de impresión, una excelente fidelidad de colores, secado y durabilidad en las impresiones, también hace que la durabilidad de los componentes de limpieza sea la correcta disminuyendo, de esta forma, los llamados a servicio técnico.

De más está decir que trabajar con la tinta original del fabricante de la impresora es la mejor elección... pero vivimos en Argentina y el costo de impresión es un punto importante, por esta razón es que se ofrecen y se utilizan tintas alternativas.



En Gráfica Digital, somos la única empresa en Argentina que ofrece desde hace más de 15 años ininterrumpidos la tinta RedGiant como tinta alternativa; brindando garantía total a equipos Roland que utilizan tinta RedGiant.


Esta tinta de origen Coreano cuenta con excelentes controles de calidad que permiten tener una consistencia entre lote y lote, sin que ninguno de ellos haya fallado o traído problemas a las impresoras en todos estos años, muy pocas tintas pueden ofrecer este nivel de confiabilidad.



Su color comparable a la original, su excelente compatibilidad con equipos Roland (y también otras marcas) permite que un equipo que se instala con estas tintas pueda gozar de garantía, incluso en los cabezales de impresión. Por seguridad utilizan componentes no dañinos para el equipo y el usuario a la vez que no requiere de mantenimiento extra a lo informado por el fabricante.


Todos estos factores coordinados hacen de una impresora un "buen equipo de impresión"